PARTIDO CONSERVADOR. DEJÓ EL PODER POR LA CLIENTELA

Gran diferencia existe entre José Eusebio Caro, con Andrés Felipe Arias, Fabio Valencia Cossio y Fernando Araújo, entre otros.

César A. Luque F.

17/01/10

En 1849 Mariano Ospina Rodríguez y José Eusebio Caro fundaron el Partido Conservador, para defender el orden, el matrimonio, la propiedad privada, la familia, la unión de Iglesia Católica y Estado, la defensa de la autoridad, el ejercicio del poder, tras la fundación en 1848 del Partido Liberal por Ezequiel Rojas, que defendía, ya que hoy parecen iguales, la posición ideológica contraria. Los actuales dirigentes del Partido Conservador distan mucho de quienes lo fundaron, hay una distancia del cielo a la tierra entre quien fuera presidente Ospina Rodríguez y Andrés Felipe Arias, verdadera vergüenza para cualquier partido, pero precandidato de “cambio” del conservatismo, o Fabio Valencia Cossio un verdadero negociante de la política al menudeo.

No es sino ver que ahora el Partido Conservador está dirigido por Fernando Araújo, personaje que por el secuestro de que fue objeto por las FARC ha visto limpia su imagen, después del escándalo de Chambacu (Cartagena), donde uso su poder y el de su familia para beneficiarse económicamente a costa del Estado, como es costumbre en esta clase de políticos. Hoy nadie se atreve a mencionar el escándalo, para no ser tachado de inhumano, pero de todas formas hay que recordarlo. Sin embargo, no es la única muestra debilitamiento moral. El hecho de tener de precandidato presidencial a “Uribito” ya es una muestra grande. Implementó el programa de “Agro ingreso seguro”, donde regalaba recursos del Estado, de los colombianos, a familias ricas afines con el gobierno, tras el modelo de Carimagua, finca que estaba destinada para desplazados pobres, pero que quiso entregar a empresarios ricos, que pudieran allí explotar a los desplazados poniéndolos a trabajar para ellos.

Hoy el partido se ha conformado con hacerle la segunda a Álvaro Uribe Vélez, para quedarse con la burocracia, esperando que sea reelegido, para renunciar a cualquier aspiración de poder. Un partido sin aspiraciones de poder está destinado a la desaparición, a menos que sea en Colombia donde la burocracia es un medio de vida política. Hoy son figuras prominentes del partido, Yidis Medina, condenada por haber vendido su voto para la primera reelección; Iván Díaz Mateus también condenado por el escándalo de la reelección presidencial en el 2004 o Teodolindo Avendaño otro de los condenados, después de recibir la Notaria 67 de Bogotá como pago para dejar que la reelección hiciera transito.

Hasta hace unos meses su director era Julio Manzur, un senador que renunció para rehuir la competencia de la Corte Suprema de Justicia que lo investiga por nexos con grupos de paramilitares. Otro importante dirigente conservador, Fernando Londoño Hoyos, defraudador de Invercolsa de Ecopetrol, así como Fabio Valencia Cossio, experto en manipulación congresional, él logro la aprobación de referendo reeleccionista sin importar el costo y violando principios y talanqueras morales, precisamente lo que en otrora defendiera su partido, además de ser hermano del ex fiscal, Guillermo Valencia Cossio detenido por supuestos nexos con la banda paramilitar de “Don Mario”, lo que no le impidió seguir ejerciendo el cargo de Ministro de Justicia.

Alirio Villamizar, senador detenido desde cuando le encontraron más de 800 millones de pesos en su casa, que había recibido entre otros de la Notaria 11 de Bucaramanga, a la que le cobraba el 50% de los ingresos mensuales, por haberle conseguido el puesto a cambio de su voto por los proyectos del gobierno. Villamizar era el vicepresidente del partido hasta su detención. También hace parte del partido, Alfonso Campo Escobar, representante a la Cámara del Magdalena, condenado por sus nexos con paramilitares, así como Muriel Benito Revollo, ex representante a la Cámara condenada por sus nexos con paramilitares.

Uno de los principales barones electorales azules ha sido Ciro Ramírez Pinzón de Boyacá, encargado de presentar el proyecto de reelección presidencial la primera vez, detenido y enjuiciado por narcotráfico por sus nexos con grupos de paramilitares, actualmente detenido a ordenes del Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Bogotá D.C.  

Ahora cuenta en su lista para el Senado, con personajes como estos:

OLGA SUÁREZ MIRA. Fue alcaldesa de Bello (Antioquia), en reemplazo de su hermano el ex senador, Óscar Suárez Mira investigado por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, que renunció a su curul. Ese senador había sido elegido en el 2006 por el movimiento Alas Equipo Colombia, siendo uno de los mayores electores de Antioquia. Antes había sido alcalde de Bello.

CECILIA CURI OSORIO. Hija del ex alcalde de Cartagena, Nicolás Curi Vergara, tres veces alcalde, condenado a cuatro años de prisión por corrupción y de la señora Cecilia Osorio, quien se vio envuelta en un escándalo por unos terrenos en Cartagena, que había vendido en 1984, pero que ante la muerte de los propietarios, dos españoles, se dedicó con el poder de su esposo a “recuperarlos” desconociendo los derechos de un poseedor, el que fue atropellado por el poder de la Alcaldía.

El ex alcalde es suegro del ex senador, también conservador, William Montes, detenido por la parapolítica, absuelto, pero cuya decisión fue apelada y se encuentra para ser resuelta en segunda instancia en la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. Intentó privatizar las playas de Cartagena. 

ALFREDO APE CUELLO BAUTE. Actual representante a la Cámara por el Cesar, hermano del ex superintendente de Notariado y Registro Guillermo Cuello Baute, condenado por vender investigaciones a los Notarios. Hoy es testigos contra políticos a los cuales les dio notarias por orden del alto gobierno. El ex superintendente es compadre del Presidente de la República. El candidato, Alfredo Ape Cuello se encuentra siendo investigado de manera preliminar por la Corte Suprema de Justicia por presuntos nexos con grupos paramilitares.  

CARLOS EMIRO BARRIGA. Senador elegido en el 2006 por el partido Convergencia Ciudadana, hoy investigado preliminarmente por presuntos nexos con grupos de paramilitares.


ARTURO YEPES ALZATE. Ex representante a la Cámara por Caldas del Movimiento Nacional Progresista, hermano del senador Omar Yepes Alzate, uno de los principales barones electorales conservadores, que ha mantenido su poder en el Congreso desde hace más de 20 años, quien decidió no volver al Congreso. Es hermano de la concejal de Manizales, Lucelia Yepes Alzate. Es tío de Juan Carlos Yepes ex director ejecutivo de la Administración Judicial y de Marcela María Yepes Gómez, Fiscal de Pereira.

IVÁN CLAVIJO CONTRERAS. Su elección como diputado de Norte de Santander para el periodo 2008 – 2011 fue anulada por el Consejo de Estado, por haber sido elegido cuando su sobrino David Gilberto Haddad Clavijo dentro del año anterior a su elección fue Secretario de Desarrollo Social del Departamento.

SANTIAGO CASTRO. Actual vicepresidente de la Cámara de Representantes, es del departamento del Valle del Cauca. Es el autor del proyecto de ley por el que se pretendió que el salario pudiera ser pagado el 50% en vales, para supuestamente activar la economía, cuando lo que busca es favorecer a las grandes superficies de supermercados. No debería haber ningún trabajador que votara por este señor, pero a veces la ignorancia permite eso.

OSCAR JOSUE REYES. Actualmente es senador. Fue elegido a nombre del Partido Convergencia Ciudadana en el 2006, habiendo cambiado de partido para evitar la unión de ese partido, hoy desaparecido, con grupos de paramilitares. Él se encuentra siendo investigado por la Corte Suprema de Justicia por presuntos nexos con esos grupos armados.   

JUAN SAMY MERHEG MARUN. Es otra muestra de la política en “cuerpo ajeno”. Su hermano era hasta hace poco senador del desaparecido Partido Colombia Viva, que desapareció por sus nexos con grupos de paramilitares, ya que sus senadores resultaron detenidos por esos nexos. Habib Merheg se encuentra siendo investigado por la Corte Suprema de Justicia por presuntos nexos con paramilitares. A este senador y su familia le fueron adjudicadas amplias extensiones de tierra en la Orinoquía, sin ser de esa región, ya que todos son de Risaralda, todo bajo la política agraria de “Uribito” y sus antecesores.

Eso para mostrar algunos ejemplos, que nos llaman a no respaldar el próximo 14 de marzo las listas al Congreso y el Parlamento Andino de Partido Conservador, pudiendo el país elegir sus verdaderos voceros en otras toldas, especialmente las del Polo Democrático Alternativo, partido que debemos convertir en el que represente de los intereses del pueblo colombiano.

                                                                                   cesarluque@yahoo.com

Total Page Visits: 307 - Today Page Visits: 1