DOBLE MORAL

Nueva versión del gobierno sobre el delito político

César A. Luque

30/10/07

Al gobierno le pasa lo que al político que le preguntaron que importancia tenía para él la moral y contestó: “mucha, por eso tengo doble moral”, cuando hasta hace algunos meses defendía la tesis que los paramilitares habían incurrido en delito político y no en delitos comunes y hoy el Comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo dice que no se justifica en Colombia en ese tipo de delitos y acusa al presidente del Polo Democrático Alternativo, Carlos Gaviria Díaz de respaldar con sus tesis los desmanes de las FARC, nada más alejado de la realidad, todo porque en la página, www.anncol.org aparece un artículo que lleva su firma, que no fue entregado para su publicación a esa agencia de prensa, sino al periódico El Tiempo, que lo publicó en agosto pasado, medio de comunicación del Vicepresidente, el Ministro de Defensa y el del Medio Ambiente.

Y digo que la posición del gobierno es propia de aquellos que tienen doble moral por lo siguiente: De una parte, nadie razonablemente puede creer esa nueva posición del Ejecutivo, de que no debe existir el delito político en nuestro país, cuando fue el gobierno el que sin sonrojo alguno sostuvo que los “paras” habían incurrido en delito político, por eso su proyecto de ley de Justicia y Paz establecía la sedición como una conducta propia de ese tipo de asesinos. El proyecto fue aprobado por la bancada uribista y quedó plasmado en el artículo 71 de la ley 975, el que fue declarado inexequible por la Corte Constitucional, por vicios de forma, es decir, que se ordenó fuera retirada dicha norma del ordenamiento jurídico. Luego el presidente acusó a la Corte Suprema de Justicia en su Sala Penal de actuar con un sesgo ideológico cuando esa alta corporación judicial negó a un paramilitar al desatar un recurso de casación que no era beneficiario del delito político, sino que incurrió en delito común (concierto para delinquir). Para ese tiempo si era bien visto que existiera el delito político, pero a partir de los pronunciamientos de las Cortes (Suprema y Constitucional) y el rechazo nacional y político el criterio del gobierno cambia ahora a través del Comisionado de Paz. Ahora el delito político no tiene justificación porque no favorece a los “paras”.

Como tampoco es razonable que Restrepo acuse al más importante dirigente del Polo, Carlos Gaviria y le exija una explicación a él, del porque un artículo suyo aparece en la agencia anncol, que siendo una organización europea, es acusada de ser la página de las FARC, artículo que fue publicado en El Tiempo en agosto y fue reproducido en esa página internacional, porque las FARC está de acuerdo con la tesis expuesta por el ex magistrado, él debe cambiarla. Nada más aberrante a la inteligencia, ya que por el solo hecho que un criminal, y las FARC lo son, tal como lo ha dicho repetidas veces el dirigente del PDA, este de acuerdo con alguien obliga a ese alguien a cambiar su forma de pensar. Que absurdo.

Como es aberrante que el Comisionado de Paz exija explicaciones a Gaviria porque una página de internet reproduce un artículo suyo publicado en el periódico de más amplia circulación nacional, sin su beneplácito y no diga nada porque en la página web del paramilitar, Salvatore Mancuso (www.salvatoremancuso.com) tenga como enlace directo de esa página la del Comisionado de Paz, como tampoco nada dice de que en la página oficial de los paramilitares, www.colombialibre.org estén publicadas varias entrevistas dadas por el presidente Uribe Vélez, eso sí, no dada a esa página, sino a otros medios. Si pide explicación a Gaviria y él por buenas maneras y no porque esté obligado a hacerlo, la dio, porque el señor Restrepo no ha dado explicación por las dos páginas “paras” que lo tiene a él y al presidente como sus referentes políticos.

Finalmente, en el debate improvisado en el noticiero CM& el Comisionado llegó a decir que en Colombia no puede estar protegida por la ley la legitima defensa, demostrando lo ignorante que es en materia jurídico penal, ignorancia que le impide seriamente enfrentar al ex magistrado en un debate de verdad sobre el tema de delito político. O sea que según el funcionario si un ciudadano va por la calle y es asaltado por un maleante armado y éste responde y le ocasiona la muerte, debe el ciudadano de bien ir a la cárcel por no haberse dejado lesionar o asesinar, nada más insensato. Es de resaltar que esa discusión se dio hace varios siglos, pero especialmente en el siglo XVIII, siendo un tema superado en materia penal, desde Cesare Beccaria, pero eso que lo va a saber Luis Carlos Restrepo, el mismo que antes de llegar al gobierno defendía el derecho a la ternura, y hoy defiende a los paramilitares que han sumido al país en la tristeza, ¿eso es doble moral o no?. El gobierno debe dejar de ver en el ojo ajeno la paja y negar la presencia de la viga en el propio, más cuando en el ojo ajeno no existe ni siquiera paja alguna.

Nota: El Polo Democrático Alternativo ganó las elecciones de alcalde en Bogotá D.C. por encima del deseo del presidente Uribe Vélez y sus candidatos, Peñalosa y Vinasco, con el apoyo ideológico de José Obdulio. Hoy Samuel Moreno tiene el serio compromiso de superar la administración de Luis Eduardo Garzón, para seguir demostrando que la izquierda si puede gobernar bien, teniendo un buen número de concejales en su bancada (11), entre quienes se destacan, Celio Nieves, Jaime Caicedo, Ati Quigua, Carlos Vicente de Roux y Fernando Rojas.

Total Page Visits: 282 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *