COLOMBIA, UNA BANANA REPUBLIC

Hay que creerle a García Márquez, aquí la realidad supera la ficción

27/11/08

CÉSAR A. LUQUE F.

La “banana republic” hace referencia en el mundo a una de dos cosas: una tienda que lleva ese nombre en los Estados Unidos que vende ropa exclusiva a precios razonables o a los pequeños países que cuentan con gobiernos corruptos, tiranos y sumisos ante las potencias extranjeras, definición ésta última acuñada por el humorista estadounidense O. Henry en 1904 respecto a ese tipo de Estados, tal como lo reseña el columnista Eduardo Gómez.

En Colombia evidentemente estamos frente a la segunda de las acepciones planteadas, el gobierno de un país latinoamericano que se destaca por la corrupción, el clientelismo, tiene ínfulas dictatoriales, es politiquero y tiene claros nexos con grupos de delincuentes tipo el extinto, Job o Jorge Noguera ex director del DAS libre por la torpeza, me temo voluntaria del Fiscal General de la Nación, Mario Iguarán, siendo además sumiso al gobierno de los Estados Unidos y aún los gobiernos de otros países que han aprovechado para traer sus empresas a ganar a costa de los colombianos en la explotación de los servicios públicos de agua, alcantarillado, gas, energía eléctrica, recolección de basuras, bancos, etc., tipo el español, que nos reconquistan no por la fuerza, ni por espejitos, sino por el dinero.

El gobierno cierra DMG a través de uno de los estados de excepción que trae la Constitución sin darse los presupuestos, cuando por la simple intervención de las Superintendencias Financiera y de Sociedades había podido hacerlo. Califica a los miembros de esa firma de peligrosos delincuentes, pero no le parece execrable que las firmas para el referendo que pretenden el pueblo apruebe para que AUV se quede en el poder hayan sido transportadas en forma gratuita en carros de una empresa de la controvertida firma que multiplicaba peces y panes, por orden de un miembro de DMG a la Registraduría Nacional del Estado Civil, como tampoco les parece grave políticamente que el primo del Secretario General de la Presidencia, Bernardo Moreno, David Ángel sea una de las cabezas visibles de ese emporio económico levantado a expensas de los dineros de los colombianos de las clases medias.

El presidente Uribe Vélez acepta que el gobierno reaccionó muy tarde, pero apenas cae una cabeza, la del Superintendente Financiero. El mismo finquero antioqueño en su condición de Jefe de las FF.MM. ordenó al general Gómez Méndez investigar y detener a miembros del Polo Democrático Alternativo en pleno Consejo Comunal, pero descubiertos los memorandos del DAS donde se ordenaba seguir e interceptar las líneas telefónicas a quienes participamos como candidatos al II Congreso del Polo, salieron a decir desde el Palacio de Nari, que allí no se ordenaban ese tipo de acciones contra la oposición, sin embargo, la directora tuvo que renunciar. Es de resaltar que el general tuvo que dejar la institución por presuntos nexos con el narcotraficante el “Loco Barrera”.

El fiscal Jorge Iván Piedrahita, aquel que en el municipio de Cabrera (Cundinamarca) hacía allanamientos vestido de camuflado en operativos con el Ejército, que ordenó a las Universidades Nacional, Libre, Pedagógica, Distrital y el Sena enviar el archivo de sus estudiantes y profesores desde 1992 hasta ahora para ubicar terroristas, hoy denuncia a sus superiores luego que hace unos días lo declararon insubsistente, de favorecer a paramilitares como “Don Mario”, ya que según él cuando lo iba a capturar los ascendieron, y ahora para sacarlo le hicieron firmar un documento por medio del cual ordenaba revocar una decisión consistente en interceptar los teléfonos de varias ONG, decisión que no había tomado él, ensuciando aún más la imagen de esa institución que debía ser ejemplo de pulcritud y sapiencia jurídica, pero hoy es lo contrario.  

El hermano del Ministro del Interior y Justicia permanece detenido acusado de apoyar miembros de grupos paramilitares en su condición de Jefe Seccional de Fiscalías de Medellín, además ante un Juez de Conocimiento la Fiscal del caso denunció la interceptación de unas 1.600 llamadas a dicho señor, Guillermo León Valencia Cossio cuando ya estaba recluido en La Picota, penitenciaria que está bajo el mando del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), establecimiento público adscrito a ese Ministerio, instituto encargado de las cárceles donde la dirección de la oficina disciplinaria la dirige un hermano de uno de los presos más celebres de La Picota, Ciro Ramírez impulsor del proyecto releccionista de 2006.

La Ministra de Relaciones Exteriores, María Consuelo Araújo debió renunciar por los nexos de su padre, el ex congresista Álvaro Araújo Noguera con los paramilitares y su intervención en el secuestro de un opositor político y los nexos de su hermano con ese mismo grupo de asesinos, el senador Álvaro Araújo Castro quien desde hace mucho tiempo goza de detención domiciliaria aduciendo un grave estado de salud, pero llega caminando y sonriente a su juicio, actitud propia de su juventud. Juicio que se le sigue en uno de los Juzgados Penales del Circuito Especializado de Bogotá de donde saldrá inocente, ya que el Fiscal del caso más parece un defensor, que un acusador.

Las FF.MM. se han visto descubiertas en una práctica sangrienta, poner jóvenes pobres de carne de cañón para luego de ser asesinados presentarlos como bajas de la guerrilla. Las cifras aumentan y son escandalosas, mientras madres, hermanas, padres y amigos de las víctimas sufren en la soledad de la pobreza, a esa que está sometido el 60% de la población colombiana, mientras los bancos protegidos por el gobierno reportaron ya ganancias por “apenas” ocho billones de pesos y ante la aparición de las pirámides ahora le piden al gobierno tome medidas.

Las acciones de este gobierno, que son ejemplos de corrupción, politiquería y clientelismo son innumerables, por lo que no las alcanzó a citar todas, pero estos ejemplos no son suficientes para calificar a nuestro país, según la definición aludida, como una “Banana Republic”, ya que falta el sometimiento a las autoridades extranjeras, pero el siguiente ejemplo deja probado lo anterior.

A la colombiana María del Pilar Herrera López en la Corte Suprema de Justicia le fue tramitada su extradición hacía los EE.UU., la que ya fue aprobada por el Presidente de la República hecho que no tiene nada de raro, ya que en sus dos gobierno han ordenado la extradición de más de 700 colombianos, sino fuera por que la señora tuvo un niño estando recluida en la cárcel del Buen Pastor, el que hoy permanece detenido con ella diez meses después, habiéndose dictaminado por parte de la Corte Constitucional al resolver una tutela interpuesta por ella, que no la pueden separar de su hijo, estando hoy al borde de la extradición junto a su hijo menor de un año, con lo que se cometería un grave atentado contra los derechos humanos aprobados por nuestro país, hecho que sería indigno de cualquier gobierno, incluido éste que tiene apoyo de grupos al margen de la ley.

A veces por hechos como estos le da a uno vergüenza ser colombiano, pero cuando se recapacita se llega a la conclusión que éste gobierno no representa al pueblo colombiano, sino a los criminales de la peor calaña que aquí tenemos, por lo que el camino es luchar para imponer un gobierno que represente la esencia de los colombianos, que es contraria al espíritu de éste modelo de gobierno autoritario y criminal, camino que no es otro que la acción política.

cesarluque@yahoo.com   

Total Page Visits: 413 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *