RAZONES DE MI VOTO POR JORGE ROBLEDO, EL MEJOR SENADOR

En Cámara votemos por quienes representan los intereses de los excluidos

César A. Luque F. 2/03/14

El próximo 9 de marzo serán elegidos 102 senadores y 166 representantes a la Cámara, que deberían hacer las leyes que el país necesita, así como el control político al Ejecutivo, denunciando sus desmanes frente a los intereses de los menos favorecidos, acciones que cumple con lujo de detalles Jorge Robledo, quien en desarrollo del trámite legislativo de las leyes, viene levantando la voz a favor de los excluidos, como cuando se opuso a la ley que reforma la 100, no porque no se necesite, sino porque es cosmética, ya que no acaba las EPS, o cuando ha citado a debates a varios ministros, quienes han quedado mal parados ante el país entero, demostrando las lesivas políticas santistas en lo minero, petrolero, educativo, y demás, por gobernar al servicio de los intereses de las transnacionales, que ganan mucho, sin dejar nada para la nación.

Durante su permanencia en el Senado, Jorge Robledo, No. 1 del Polo Democrático Alternativo ha estado en la oposición, antes de Uribe Vélez, y ahora de Santos, recibiendo estoicamente ataques, como cuando el procurador Ordoñez intentó enlodar su imagen con una investigación sin fundamento, o como cuando el actual ministro de Agricultura, intentó ponerlo en el ojo del huracán usando una conversación privada, grabada ilegalmente, que lo puso fue a él en el centro de la desvergüenza. Pero eso no ha sido lo más importante de Robledo en el Senado, lo importante es su desempeño, siempre a favor de los campesinos, mineros, trabajadores, la industria nacional, en general el progreso del país, como cuando ha rechazado de manera sólida la entrada en vigencia de los Tratados de Libre Comercio (TLC), adelantándose a cualquiera, al mostrar lo lesivo que serían para el país, como en efecto lo son.

Pero no sólo ha rechazado los TLC, sino que propone constantemente que el país debe salvar su industria, y con ella, los empleos calificados que produce, como debemos salvar, para el bien de todos, el potencial agropecuario que tiene Colombia, con lo cual no tendríamos que importar al año más de 10 millones de toneladas de alimentos, la gran mayoría cultivables en el país, donde podemos, por ejemplo cultivar quinua, alimento altamente nutritiva, ancestral, que nos mantienen oculto para favorecer a las grandes marcas.

Ha denunciado como el TLC con Europa arruinará a los lecheros, como el TLC con EE.UU., lo hará con los arroceros, así como de quienes se ocupan en la actividad avícola, para citar esos dos casos, aunque son muchos más. De manera clara ha planteado debates contra las multinacionales petroleras y las mineras, denunciando también, con Iván Cepeda (Senado Polo No. 10) y Wilson Arias (Cámara Valle del Cauca Polo No. 101) la adquisición irregular de grandes terrenos baldíos. Se opuso, pero además, visitó buena parte del país oponiéndose a la ley que centralizó las regalías, condenado a las regiones al atraso, garantizando más pobreza, además de tragedias ambientales.

Por la coherencia entre lo que dice y lo que hace, por el conocimiento, por la seriedad en sus debates, por su posición política a favor de los desfavorecidos, por estar siempre al servicio de quienes afrontan conflictos en diferentes partes de Colombia, como cuando ha extendido su apoyo incondicional a varias organizaciones sindicales que representan a trabajadores en conflicto, en busca de condiciones dignas y justas de trabajo, poniendo siempre su curul al servicio de todos nosotros, es que votaré por Jorge Robledo, con lo que se garantizará la permanencia del partido de oposición, Polo Democrático Alternativo en el Congreso, no solo denunciando, sino anunciando que un país decente, con un modelo económico incluyente sí es posible. Nuestro voto contribuirá a hacerlo posible, contra un sistema neoliberal oprobioso.

UN BUEN REPRESENTANTE EN LA CÁMARA. HERNANDO HERNÁNDEZ

De los 166 representantes a elegir, uno lo será por la circunscripción especial indígena, que contrario a los demás representantes, su votantes no tienen que estar en un solo departamento o en Bogotá, sino que por esa circunscripción se puede votar en todo el país, eso sí, sin votar por otro candidato a la Cámara de la circunscripción ordinaria, lo que anularía el voto. Indígena o no, podemos votar por quien hoy cumple una meritoria labor en la Cámara, Hernando Hernández del MUIPC No. 204, que ha defendido a los pueblos indígenas, se ha opuesto a los TLC, a las políticas petroleras y mineras del gobierno Santos, ha hecho bancada en el Polo, pidiendo que se acaben las EPS, que se cree un sistema de salud pública, educación gratis y de calidad, se opuso también al fuero militar, a la reforma a la justicia, mal más grave que la enfermedad, apoya el proceso de Paz, ha estado al lado de los campesinos en el paro, trabaja por aquellos que son buenos para los partidos de gobierno en las elecciones, pero que luego de que votan, los elegidos se dedican a atacarlos, a traicionarlos.

OTROS CANDIDATOS POR QUIENES VOTAR. VOTE BIEN.

Contario a lo que piensan los del voto en blanco, de que no hay por quien votar, existen muchos buenos candidatos, que de salir elegidos contribuirán a subir el nivel del Congreso, como las ya citados, Iván Cepeda y Wilson Arias. Para el Senado por el Polo están, Rodolfo Arango (No. 14) o Alexander López (No. 2), mientras que para la Cámara en diferentes regiones hay excelentes candidatos como Cecilia Torres en Cundinamarca (No. 103), Adolfo Tigreros en el Valle del Cauca (No. 110), Timoteo Romero en la lista cerrada en el Meta por el Polo, Rodrigo Saldarriaga en Antioquia (No. 101), Gil Falcón en Bolívar (No. 105), Germán Suárez en Boyacá (No. 101) y Walter Benavides (No. 105), Óscar Gutiérrez en Caldas (No. 101), y de seguro muchos más que no conozco. No deje que otros decidan por usted, lo que está en juego es el futuro de las nuevas generaciones, y nuestro presente. Vote bien.

Venzamos al régimen imperante, excluyente, injusto, que favorece solo a los ricos, mientras la vida de los pobres se hace más difícil. Como ratones dejemos de votar por los gatos, como en la fábula del canadiense Thomas Douglas, que implantó salud y educación gratis, de alta calidad, convirtiendo su país en uno de los que tienen mejor nivel de vida, eso sí, después que los ratones entendieron que tenían que votar por otros ratones, dejando de votar por los gatos. Votemos bien para que nos vaya bien, no sea cómplice de lo que han instaurado los partidos de la Unidad Nacional, de la U, Cambio Radical, Liberal, Conservador, PIN ahora Opción Ciudadana, Verde, y menos por el Centro Democrático, liderado por el nefasto Uribe Vélez, como lo muestra el documental, El nuevo traje del emperador: http://www.youtube.com/watch?v=KN-i-Krs21g&feature=youtu.be

Total Page Visits: 316 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *